Quizás el caso más conocido de dopaje en el fútbol fue el de Diego Armando Maradona, que tras un partido por la Copa Mundial de Fútbol de 1994 en Estados Unidos fue seleccionado para la realización de la prueba. Entre los años 70’s y 2000 los arqueros tenían la libertad de poder atajar con un uniforme de su preferencia, lo cual llevó a que en varias ocasiones los cuida palos utilizaran ropa de diferente marca a la que confeccionaba los uniformes del resto del equipo, por ejemplo, camiseta barcelona cuando el club era vestido por Nanque los arqueros utilizaban uniforme adidas tapando el logo de la marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.