Tras eliminar al Real Betis en semifinales, el club se clasificaba para la final de la Copa del Rey tras once años sin disputar ninguna final. Y la alegría aún no era completa porque faltaba por disputarse la final de la Copa del Rey en el estadio Benito Villamarín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.